14/12/2012

Tarde de gloria para Silingo y Reca en el Máster Estrella Damm

Espectacular jornada de pádel en la Caja Mágica. Con las gradas repletas de aficionados, el VII Máster Estrella Damm dejó un día inolvidable en la retina de los aficionados, una tarde en la que Agustín Gómez Silingo y Gaby Reca tocaron la gloria al vencer a Juan Martín Díaz y Bebe Auguste, y poner patas arriba el grupo B, encabezado por Nerone-Gutiérrez. Mañana, las dos parejas que cerraron la tarde se jugarán una plaza para la penúltima ronda, en un desenlace de la fase de grupos que se presenta apasionante y que servirá para llenar de aficionados la central de la Caja Mágica.
El mejor partido de la tarde llegó en el tercer turno. Dos horas y 28 minutos después del inicio, Juani Mieres y Pablo Lima apretaron los puños, frente a frente, y se fundieron en un abrazo, en el abrazo que les catapulta hasta las semifinales del Máster Estrella Damm, después de vencer en tres maratonianos sets a Fernando Poggi y Cristian Gutiérrez.
Tres capítulos apasionantes que levantaron a los espectadores de sus asientos y que se definieron en tres muertes súbitas para enmarcar.
Golpearon primero los actuales campeones del mundo, que firmaron un primer acto impecable. Con Cristian tirando de muñeca y Poggi colosal en el remate, Lima y Mieres no pudieron frenar el juego que se les venía desde el otro lado de la pista. Los príncipes no encontraban una sola fisura en el juego de sus rivales y cedieron el primer set, con el consiguiente golpe anímico.
A pesar del bofetón, Lima y Mieres no perdieron la esperanza y comenzaron a encontrar las sensaciones que les faltaron en el primer acto, aunque enfrente el pádel de Gutiérrez-Poggi no perdía un ápice de presión y precisión, lo que hizo que el set, al igual que el primero, firmara su epílogo en el tie break. La segunda muerte súbita fue brutal. Lo tuvieron en su mano Gutiérrez y Poggi, pero se desestabilizaron en el peor momento, cuando ganaban 5-2. Lima y Mieres se vinieron arriba y remontaron para seguir vivos en el encuentro.
La batalla se desplazaba entonces al tercer y definitivo capítulo, al que llegaban con la moral por las nubes Lima y Mieres. Siempre por delante, los príncipes no supieron finiquitar a sus rivales y de nuevo se vieron abocados a una muerte súbita que ya no tenía reverso. Y en ese momento decisivo, el oficio en estas lides de Mieres y Lima decantó la balanza a su favor y resolvió las incógnitas del grupo A, del que salen clasificados para semifinales Lamperti-Grabiel y los propios Mieres-Lima.
La competición masculina arrancó con la trabajada victoria de Seba Nerone-Sanyo Gutiérrez sobre Jordi Muñoz-Maxi Sánchez, que encadenan su segunda derrota del torneo. Los argentinos sufrieron en el primer set, pero supieron aguardar su momento para exhibir su mejor versión en la muerte súbita. El dúo hispanoargentino se aferró con fuerza a sus opciones durante el primer tramo del partido, pero tras caer en el tie break se vino abajo y comenzó el segundo capítulo con un break en contra. A pesar de ir siempre a remolque, Jordi y Maxi nunca se rindieron y recuperaron el quiebre para igualar a cuatro y volver a soñar con la gloria. Con saque para ponerse en ventaja y acercarse al sueño de enviar el duelo al tercer acto, a Muñoz y Sánchez les tembló el pulso y permitieron que Seba y Sanyo se pusieran de nuevo por delante. Este break fue ya definitivo, ya que Gutiérrez sirvió tino y cerró la batalla (6-4).
En el segundo turno de la tarde, Miguel Lamperti y Maxi Grabiel doblegaron a Paquito Navarro y Adrián Allemandi, que a pesar de ir todo el partido por detrás nunca perdieron la esperanza y en el segundo set estuvieron a un milímetro de forzar la tercera manga. No lo pudieron hacer porque Lamperti y Grabiel supieron engancharse al partido en el momento más oportuno. Tras ganar el primer set (6-2), los argentinos comenzaron con un break en contra en la reanudación y se vieron arrinconados por sus rivales. Pero Paquito y Adrián no acertaron a dar la puntilla al duelo y encajaron cinco juegos de forma consecutiva para pasar del 3-1 a su favor al 6-3 en contra que les endosa su segunda derrota en el Máster Estrella Damm.
Del mismo modo que el tercer partido, el encuentro que echó el cierre a la jornada también se fue al último set. El primero fue para Juan Martín Díaz y Hernán Auguste, que ganaron 7-5, pero Gaby Reca y Agustín Gómez Silingo reaccionaron y se apuntaron el segundo acto 6-4. En el epílogo, comenzaron con fuerza Juan y Bebe, pero la fe de Silingo y Reca se convirtió en una muralla para sus rivales. Tras una tercera entrega convertida en una lucha sin cuartel, saltó la sorpresa en la central de la Caja Mágica y Silingo-Reca llegan al epílogo con serias opciones de meterse en semis si ganan a Muñoz-Sánchez. Auguste y Díaz se jugarán la clasificación ante Nerone-Gutiérrez. Emoción sin límite en el VII Máster Estrella Damm.
Máster femenino
Ya tenemos las cuatro parejas que disputarán las semifinales del VII Máster Estrella Damm. Son Navarro-Reiter, Pavón-Salazar (grupo A), Montes-Teonorio y Llaguno-Amatriain (grupo B). Las gelemas Sánchez Alayeto y Brito-Treptow, que el jueves firmaron su segunda derrota dicen adiós al torneo.
Las hermanas Sánchez Alayeto dijeron adiós al VII Máster Estrella Damm, después de caer ante Carolina Navarro y Cecilia Reiter. Esta derrota, unida a la de ayer ante Valeria Pavón y Alejandra Salazar, las apea del torneo al que llegaron in extremis, después de ganar el sorteo que definía la última plaza. No han tenido suerte las gemelas, ya que han caído en el denominado grupo de la muerte, el A, junto con las parejas cabeza de serie número uno y cuatro. A pesar de todo, se han despedido con la cabeza muy alta, plantando cara a Navarro y Reiter, que tuvieron que emplearse a fondo para estrenar su casillero de victorias.
El encuentro resultó muy extraño. Comenzaron con mucha fuerza y concentración Carolina Navarro y Cecilia Reiter, pero al paso por el 4-1 a su favor todo cambió. Carol recibió un tremendo bolazo en la espalda y se quedó encogida, en cuclillas. El golpe pasó factura a las número uno del mundo y a partir de ese instante el duelo se convirtió en una montaña rusa para las reinas. Mapi y Majo Sánchez Alayeto reaccionaron, aprovecharon la ausencia mental de sus rivales y se pusieron 4-3. Navarro y Reiter tenían un servicio para pasar el trance y estuvieron a un palmo de quedarse enredadas en las cuerdas definitivamente.
Las gemelas se pusieron 0-40 y rozaron la proeza, pero Carol y Ceci tiraron de oficio y salvaron la papeleta para ponerse 5-3 y, posteriormente, cerrar el primer capítulo con un break que devolvió las aguas a su cauce, por lo menos momentáneamente.
Tras este primer episodio de crisis, lógico al ser su debut en el Máster Estrella Damm, el juego de Carolina Navarro y Cecilia Reiter mejoró ligeramente, pero también lo hizo el de las gemelas Sánchez Alayeto, que continuaron creciendo en el segundo set y que estuvieron a punto de amargar el estreno en el torneo de la pareja cabeza de serie número uno. La igualdad fue la nota predominante en esta manga hasta que un break abrió el camino del triunfo para Carol y Ceci que echaron el candado al duelo con un 6-4 que aminora la irregularidad que exhibieron sobre la pista.
El segundo choque de la mañana no destiló tanto equilibrio. Iciar Montes y Cata Tenorio se estrenaron con una plácida victoria sobre Michelle Treptow y Nela Brito que, al igual que las gemelas Sánchez Alayeto, también se despiden del torneo, después de perder hoy y tras caer ayer contra Patty Llaguno y Eli Amatriain.
La pareja cabeza de serie número dos del torneo entró en la pista convencida de finiquitar la batalla lo antes posible y en un abrir y cerrar de ojos endosó a Brito-Treptow un contundente 6-1. Sin nada que perder y con mucho que ganar, la pareja argentinobrasileña se entonó en el segundo acto y el duelo ya no resultó tan sencillo para Montes-Tenorio, que tuvieron que pulsar el acelerador y aumentar las revoluciones de su juego para firmar su primera victoria del Máster Estrella Damm (6-1 y 6-3) y meterse en semifinales por la vía rápida.