10/11/2012

Fernando Belasteguin se retira por lesión en los VII Internacionales TUTEMPO Valencia Estrella Damm

Imagen del aspecto de la pista valenciana, abarrotada de público.

Lo dijo Javier Soler durante la presentación del torneo. Los VII Internacionales TUTEMPO Valencia Estrella Damm van a pasar a la historia. Dicho y hecho. Y no solo por disputarse en un marco impresionante como es el Ágora, que también, sino porque están rompiendo todos los registros de asistencia de público. Si en las jornadas de dieciseisavos y octavos las gradas presentaron un aspecto fantástico, en los cuartos de final la afición valenciana descosió el Ágora con un lleno a reventar que puso los pelos de punta incluso a los propios jugadores, maravillados por actuar con las tribunas repletas.
Y como si hubieran contraído una deuda con los seguidores del mejor pádel del mundo, los jugadores más importantes del planeta les regalaron un maratón de pádel con momentos que pusieron patas arriba el Ágora y que incluso llevaron la ola a las gradas.
El partido que abrió la jornada resultó trepidante. Seba Nerone-Sanyo Gutiérrez ante Fernando Poggi-Cristian Gutiérrez, una batalla sin cuartel que se saldó con la épica victoria de los actuales campeones del mundo. El choque dejó pinceladas inolvidables.
El primer set se convirtió en un rosario de breaks que desembocó en un apasionante tie break, en el que Poggi y Gutiérrez no dieron opciones a sus adversarios. Con el partido en contra y demasiados errores no forzados en su haber, Seba y Sanyo jamás arrojaron la toalla y convirtieron el segundo capítulo en una carrera sin descanso hacia la orilla. Nerone y Gutiérrez remaron, lo tenían todo perdido, pero reaccionaron para llevar de nuevo la pelea a la muerte súbita. Entonces, los argentinos recuperaron su mejor versión y dejaron el duelo en manos de un tercer acto que prometía emociones fuertes, después de que los dos primeros consumieran dos horas de juego. En el desenlace, Gutiérrez y Poggi recuperaron el pulso y vencieron con autoridad (6-1) para volver a pisar unas semifinales de Padel Pro Tour.
Con la retina inundada de los momentos que dejaron las dos primeras horas y media de partido entre Nerone-Gutiérrez y Gutiérrez-Poggi, los aficionados se acomodaron en la tribuna del Ágora para degustar el segundo plato del día, también espectacular. Miguel Lamperti y Maxi Grabiel sellaron su pasaporte para las semifinales ante los incansables luchadores Agustín Gómez Silingo y Gaby Reca. La pareja cabeza de serie número cuatro del torneo arrancó como un ciclón y se apuntó el primer set 6-3, pero sufrió una terrible pájara en el segundo que permitió la reacción de sus rivales, mucho más entonados en la segunda manga. Silingo y Reca ganaron 6-0 y se encomendaron a la tercera y última entrega, donde Lamperti y Grabiel volvieron por sus fueros y resolvieron su clasificación para las semifinales con un ajustado 6-4.
La mala noticia del día llegó en el tercer turno. El codo de Fernando Belasteguin, que aguantó a duras penas en el choque de octavos de final, dijo basta y catapultó hacia la siguiente ronda a Paquito Navarro y Adrián Allemandi, que ganaban 3-1 en el primer acto cuando Bela decidió parar ante el insoportable dolor en el codo que ya le apartó del torneo de Sevilla.
En este momento se disputa el último encuentro de la jornada entre Lahoz-Santana y Sánchez-Muñoz.
A la par que los cuartos de final masculinos, también arrancaron los octavos femeninos, en los que no hubo sorpresas y las principales candidatas al título accedieron a la siguiente ronda. Hoy, a partir de las 9.30 horas se disputará la jornada de cuartos femeninos en el Ágora.