08/11/2012

Espectacular ambiente en el Ágora para aplaudir el triunfo en octavos de final de los principales candidatos al título

Si el miércoles las gradas del Ágora presentaron un ambiente fantástico, en la jornada de octavos de final han rozado el lleno para aplaudir, y de qué manera, la entrada en concurso de las cuatro mejores parejas del planeta. La expectación fue tremenda para ver en acción a los principales candidatos al título y los jugadores no defraudaron con un pádel que puso el listón muy alto en los VII Internacionales TUTEMPO Valencia Estrella Damm.
La afición levantina continúa respondiendo a la llamada del mejor pádel del mundo y Valencia va camino de convertirse en uno de los torneos con mayor afluencia de público de cuantos configuran el circuito bwin Padel Pro Tour. Hubo una excelente entrada hasta en el turno matinal de los octavos de final. Y precisamente fueron los actuales campeones del mundo, Fernando Poggi y Cristian Gutiérrez, los que abrieron la veda.
Los argentinos se pasearon ante una de las parejas revelación del torneo, los jovencísimos Marcos y Moreno, que sucumbieron en sus primeros octavos de final de una prueba de Padel Pro Tour (6-2 y 6-0) ante el oficio y la calidad de Poggi y Gutiérrez.
Para mantener la tónica del primer choque del día, Agustín Gómez Silingo y Gaby Reca demostraron que su pádel continúa dibujando una línea ascendente y tampoco tuvieron demasiados problemas para meterse en cuartos de final ante Matías Marina y Godo Díaz, a los que vencieron por un doble 6-3.
En el tercer turno de la mañana, los que sellaron su pasaporte para la siguiente ronda fueron Tito Allemandi y Paquito Navarro, quienes pasaron por encima, sin sobresaltos, de Limones y Capitani (6-3 y 6-1). Cerraron la jornada matinal Jordi Muñoz y Maxi Sánchez, que tras superar las dudas que estuvieron a un palmo de dejarles fuera del torneo en dieciseisavos de final, recuperaron las buenas sensaciones para vencer a Cepero y Tamame 6-3 y 6-4.
Con la lógica como compañera de viaje, los octavos de final se encaminaron al esperado turno vespertino, en el que entraban en escena las cuatro primeras parejas del torneo. Y como por la mañana, la sorpresa se marchó de vacaciones para romper el sueño de los aspirantes.
Miguel Lamperti y Maxi Grabiel arrancaron su participación en Valencia con un partido inmaculado que les catapultó a los cuartos de final ante Berdasco y Bergareche, demasiado irregulares como para plantar cara a los argentinos, muy superiores en todo momento (6-3 y 6-0). A continuación, fueron Seba Nerone y Sanyo Gutiérrez los que cortaron la progresión de Moyano y Benzal, a los que arrinconaron sobre la pista hasta firmar el doble 6-3 que les llevó a la siguiente ronda.
Casualmente los que más dificultades atravesaron para acceder a cuartos fueron Juan Martín Díaz y Fernando Belasteguin. Con Bela aún convaleciente y muy tocado de la lesión de codo que le apartó de Sevilla, los números uno el mundo sufrieron para ganar a Díaz y Company, que tuvieron en su mano llevar el duelo al tercer acto, después de perder el primero 6-3, pero no supieron definir cuando vencían 5-3. Juan y Bela tomaron de nuevo el mando y remontaron para meterse en cuartos, con un ajustado 7-5 en el segundo y último capítulo.