14/12/2012

El pádel mundial se rinde ante el último golpe del Bebe Auguste

Hernán Auguste intenta salvar la última bola de su carrera pero la cancha succiona el golpe que le llegaba del otro lado de la pista y la pelota apenas levanta unos centímetros del firme. Bebe choca contra el cristal y ahí termina todo. Seba Nerone y Sanyo Gutiérrez ni siquiera se abrazan. Acaban de meterse en las semifinales del Máster Estrella Damm, pero dejan que su pala se deslice en dirección hacia su codo y comienzan a aplaudir. Estaban asistiendo a la retirada de uno de los jugadores más grandes que ha dado el pádel mundial, el hombre que tiene en su haber el honor de ser el ganador más veterano de un torneo de Padel Pro Tour, el profesional de los pies a la cabeza que contagió sus lágrimas a sus tres compañeros de cancha y al público que llenaba las tribunas de la Caja Mágica. Los aficionados, en pie, le tributaron una ovación que aún retumba en toda la capital de España. Sentado en el banco, Auguste besó a su equipo técnico, a Juan, abrazó a su hijo y se marchó a los vestuarios con los ojos encharcados y el corazón encogido.
Sabía que en el Máster Estrella Damm firmaría su último partido como profesional, pero cuando llegó el momento se derrumbó y rompió a llorar, al tiempo que le recorrían la mente más de veinte años de recuerdos, de instantes imborrables y de magia, la que nos ha regalado durante su dilatada carrera deportiva.
Tal vez el hecho de saber que si perdía estaba pisando por última vez una cancha del mejor pádel del mundo le condicionó hasta el punto de impedirle desarrollar su juego. Auguste y Díaz se inundaron de presión desde el primer punto del duelo ante Nerone y Gutiérrez y no tuvieron una sola opción de entrar en la batalla. Con dos rocas al otro lado de la pista y un interminable reguero de errores, a Auguste y Díaz solo les quedó aplaudir a sus rivales y despedirse por la puerta grande tras caer 6-2 y 6-2.
Los grandes beneficiados de esta derrota fueron Agustín Gómez Silingo y Gaby Reca, que están firmando un torneo antológico y que ya están en las semifinales del VII Máster Estrella Damm. Esta tarde, doblegaron a Maxi Sánchez y Jordi Muñoz, que se marchan de vacío del torneo. Los argentinos vencieron 6-2 y 6-4 y ya sueñan con la final.
En el único duelo del día en el que no había nada en juego, Paquito Navarro y Adrián Allemandi se reencontraron con su mejor pádel y aprovecharon la desidia de Gutiérrez-Poggi para estrenar su casillero de victorias en el desenlace de su participación en el Máster Estrella Damm. 6-3 y 6-3 para el dúo hispanoargentino, que pisó por primera vez el mejor torneo de la temporada.
Para cerrar la jornada, Lima y Mieres se metieron en semifinales como primeros de grupo tras ganar a Lamperti-Grabiel 6-2 y 7-6. Las semifinales del Máster Estrella Damm arrancarán mañana a las 18.00 horas con el choque Nerone-Gutiérrez vs Lamperti-Grabiel y continuará, a las 20.00 horas, con el duelo entre Lima-Mieres y Silingo-Reca. Entre estos dos encuentros, el pádel mundial rendirá un merecido homenaje a Hernán Auguste.
Máster femenino
Las semifinales femeninas tendrán un partido bomba, el enfrentamiento, cara a cara, entre las dos primeras parejas del ranking. Carolina Navarro-Cecilia Reiter, primeras del grupo A tras ganar a Valeria Pavón y Alejandra Salazar (6-3 y 6-1), se medirán a Iciar Montes y Cata Tenorio, que cayeron contra pronóstico ante Patty Llaguno y Eli Amatriain (6-4 y 6-2).
Las españolas están firmando un espectacular final de temporada y al igual que hicieron en Bilbao, doblegaron a la segunda pareja del mundo, que llega al desenlace con demasiadas dudas en su juego. Iciar y Cata se quedaron fuera de la final de Bilbao y en el Máster Estrella Damm se verán las caras en semifinales contra Carolina Navarro y Cecilia Reiter, en lo que será una final anticipada.
El primer partido de la mañana puso de manifiesto que Llaguno y Amatriain están en su mejor momento del curso y se postulan como serias candidatas a la final. Con un juego muy sólido y la confianza en su pádel por las nubes, las españolas volvieron a convertirse en la pesadilla de Montes-Tenorio, muy lejos de su mejor versión. 6-4 y 6-2 para Llaguno y Amatriain, que mañana lucharán por meterse en la final ante Alejandra Salazar y Valeria Pavón.
Tras esta sorpresa, a medias porque con el pádel de cada pareja en la mano el triunfo de Llaguno y Amatriain ante Montes-Tenorio ya no sorprende demasiado, entraron en escena Carolina Navarro y Cecilia Reiter ante Valeria Pavón y Alejandra Salazar. Como en su debut en el Máster Estrella Damm, Carol y Ceci salieron como un obús y se pusieron 4-1 en un abrir y cerrar de ojos. Pavón-Salazar intentaron reaccionar, pero la pareja número uno del mundo echó el telón al primer set (6-3) sin mayores contratiempos.
En el segundo acto, Navarro-Reiter volvieron a salir muy enchufadas y de nuevo se pusieron 4-1 para encarrilar definitivamente su acceso a las semifinales como primeras del grupo A (6-3 y 6-1). Mañana se medirán en la penúltima y apasionante ronda a Iciar Montes y Cata Tenorio.