01/12/2012

Auguste-Lima y Nerone-Gutiérrez reeditan en Logroño la final de Bilbao

Hernán Auguste-Pablo Lima y Seba Nerone-Sanyo Gutiérrez tienen mañana una nueva ocasión de medir sus fuerzas. Y de nuevo con un título en juego. Después de enfrentarse en la final de Bilbao, las dos parejas pelearán, esta vez en Logroño, por coser una estrella más a su expediente en el VI Internacional de La Rioja Trofeo Vinos de Rioja.
Mientras Nerone-Gutiérrez superaron a Lamperti y Grabiel (6-3 y 7-6) en el choque que cerró la fantástica tarde de pádel en Las Gaunas, Auguste y Lima hicieron lo propio contra Lahoz y Santana (6-7, 6-3 y 6-4), cuya derrota les aparta definitivamente del sueño de disputar el VII Máster Estrella Damm.
Santana-Lahoz y Auguste-Lima firmaron una batalla épica, un duelo de los que se quedan en la retina de los aficionados durante mucho tiempo. Con las gradas de Las Gaunas completamente abarrotadas, las dos parejas se dejaron la piel sobre la cancha para pelear por una plaza en la final. Y la gloria en este caso correspondió a los favoritos, al dúo que arrancó el torneo como primer cabeza de serie. A fuerza de agarrarse con fe y con firmeza a sus opciones, Lima y Auguste jamás dieron el choque por perdido, a pesar incluso de haber cedido el primer acto.
Después de que las dos parejas mantuvieran cada uno de sus servicios, el primer capítulo desembocó en una muerte súbita en la que Santana y Lahoz estuvieron mucho más asentados y se ganaron al público para soñar con la final en el VI Internacional de La Rioja Trofeo Vinos de Rioja. Auguste y Lima no encontraban la forma de romper la solidez, tanto en la red como en el fondo, de los españoles y se vieron contra las cuerdas, pero jamás se entregaron. Todo lo contrario. Con la garra de los grandes campeones, Bebe y Lima se conjuraron en el banco y salieron a la cancha extremadamente concentrados para dibujar una remontada que levantó al público de sus asientos.
La clave del encuentro residió en el octavo juego de la segunda manga. Con 4-3 a su favor, Lima y Auguste se atrincheraron en su feudo para quebrar el servicio de sus rivales y apuntarse el set. El 5-3 cedió su sitio en el electrónico al 6-3 y comenzaba de nuevo el duelo con un solo acto por delante.
La batalla se trasladaba al todo o nada y en esas lides, Auguste y Lima demostraron su categoría para asfixiar definitivamente a Lahoz y Santana, que se vinieron abajo tras el break que les condenó en el segundo set. En un visto y no visto, la pareja cabeza de serie número uno del torneo endosó un 4-0 a sus contrarios que ya resultó irreversible. Aunque los españoles continuaron remando hasta el final y consiguieron colocarse 5-4 abajo, el último servicio de Auguste echó el cierre al choque. Con el triunfo (6-7, 6-3 y 6-4) sobre Lahoz y Santana, Auguste y Lima se meten en su segunda final consecutiva. En Bilbao perdieron contra Nerone y Gutiérrez. En Logroño todo está por ver.
El segundo partido del día se presentaba apasionante y muy equilibrado. Sobre la pista se medían dos parejas que llegan al desenlace del curso en plena forma. Como ocurrió en Bilbao, Nerone y Gutiérrez exhibieron su mejor juego y no dieron demasiadas opciones a Lamperti y Grabiel, que se quedan, por segundo torneo consecutivo, a las puertas de la final.
Con un juego indestructible y firmando su mejor encuentro del torneo, Nerone y Gutiérrez certificaron su acceso a la final en dos mangas y algo más de una hora de partido (6-3 y 7-6). Estuvieron a punto de prolongar el duelo hasta el tercer set Lamperti y Grabiel, pero una salida en tromba en el tie break de Nerone y Gutiérrez les guió a la finalísima de Logroño.